Kamikatsu, la ciudad japonesa que en 2020 no generaría basura

En 2003, el municipio de Kamikatsu anunció que implementaría su primer sistema de reciclaje para que en 2020 fuera la primera ciudad japonesa en no generar basura. Sin embargo, a 12 años de su lanzamiento, ha permitido alcanzar una tasa de reciclaje de un 80%, logrando que solo el 20% se lleve a los vertederos.

Este porcentaje no solo refleja que cientos de residuos que diariamente eran vistos como basura, fueran aprovechados como nuevos materiales, sino que también demuestra el compromiso de los habitantes.

Esto porque el sistema considera que sean los propios ciudadanos quienes deben lavar y separar sus residuos en sus casas según 34 categorías que incluyen las más conocidas, como botellas de plástico, diarios y latas, junto con otras más específicas, tales como las etiquetas de diversos productos, máquinas de afeitar, latas de pintura, envases de plástico y plumavit (o poliestireno), tubos fluorescentes, etc.

Además, como la ciudad no cuenta con camiones recolectores que pasen por cada casa, los habitantes deben llevarlos hasta los centros de acopio, en donde un grupo de monitores revisa si la separación de los desechos fue hecha de manera correcta.

No obstante, durante todo este tiempo, esta práctica no parece ser un problema para los habitantes quienes la han adoptado entre sus hábitos, evitando así que la basura sea incinerada, tal como se hacía antes de que se lanzara el sistema de reciclaje.

De hecho, les ha permitido contar con una tienda denominada Kuru-Kuru, en donde pueden dejar artículos usados y a cambio llevar otros elaborados con insumos reciclados. También han visto cómo estos materiales pueden conformar construcciones sólidas, tales como una fábrica de cerveza.

Fuente: PlataformaUrbana