Diseñan prótesis para mano a partir de PET reciclado

Estudiantes de Ingeniería Mecatrónica de la Universidad Tecnológica de México (Unitec) diseñaron una prótesis para mano a partir de PET reciclado, cuya mayor ventaja es que está equipada con sensores para evitar daños por fuentes calóricas.

Carlos Roque Pérez, líder del proyecto, explicó que uno de los principales problemas de las prótesis es que al no tener sensibilidad se dañan fácilmente cuando accidentalmente son expuestas a fuentes de calor, por ello integraron sensores que alertan al usuario para evitar quemaduras.

“La temperatura esta calibrada a la del cuerpo humano, a 35 grados centígrados, a fin de evitar una quemadura en el muñón, si se excede esa cantidad. Los sensores distribuidos en la mano, muñón y brazo de la prótesis están conectados a un dispositivo, el cual se comunica por medio de vibraciones”, dijo en un comunicado difundido por la Agencia Iberoamericana para la Difusión de la Ciencia y Tecnología (Dicyt).

El objetivo de Protesa, como se llama el grupo que desarrolló esta tecnología, es fabricar prótesis a un costo asequible para personas con bajos recursos, por lo que se optó por realizarlas con PET reciclado, que además las hace más ligeras y permite al usuario recuperar su actividad cotidiana, la cual tenía antes de la pérdida de la extremidad.

Hasta ahora Protesa tiene cuatro prototipos que ya han pasado pruebas de calidad, movilidad y sensibilidad, y una vez que realicen las pruebas en pacientes, buscarán la certificación de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para poder comercializarlas. Según sus estimaciones los precios de estas prótesis van desde los 34.000 pesos mexicanos con mano y muñeca hasta los 40.000 con la extremidad completa.