“Siento un profundo respeto por nuestra institucionalidad gremial y también creo que ASIPLA ha hecho un gran trabajo en los últimos años modernizando su estructura, sus bases, y adaptándose a los tiempos actuales. Esa es justamente la continuidad que me he propuesto llevar a cabo en mi gestión”.

Estimados socios,

Quienes me conocen sabrán que soy una persona inquieta, que no acostumbro “pensar dentro de la caja” y siempre estoy en busca de nuevas aventuras, o como me gusta decirle, “nuevos problemas que requieren solución”.

Es así como hace poco más de un mes, me embarqué en uno de mis mayores desafíos: ser presidente de ASIPLA, gracias a la confianza que depositaron en mi cada uno de los miembros del directorio de nuestro gremio. Y cuando me invitaron a asumir este cargo, no dudé ni un momento en aceptarlo, porque ASIPLA es parte de mi historia familiar y profesional, y estoy convencido de que en el Chile de hoy es fundamental subirse al carro de los nuevos patrones sociales con una mirada innovadora, que sepa anticiparse a la obsolescencia, pero que a la vez mantenga el valor de nuestra trayectoria empresarial y nuestros orígenes como industria del plástico.

Gracias a mi padre y a mi hermano, que me han precedido de manera impecable en este camino, siento un profundo respeto por nuestra institucionalidad gremial y también creo que ASIPLA ha hecho un gran trabajo en los últimos años modernizando su estructura, sus bases, y adaptándose a los tiempos actuales. Esa es justamente la continuidad que me he propuesto llevar a cabo en mi gestión, consolidando todos aquellos vínculos que hemos ido haciendo con autoridades y organismos público-privados, pero también tendiendo nuevos puentes con otros actores de la sociedad: emprendedores, académicos, representantes de ONG’s, por mencionar solo algunos.

Tenemos, además, muchos hitos interesantes para ir cumpliendo dentro de los próximos meses. El retorno a la presencialidad nos permitirá disfrutar de más y nuevas instancias gremiales, volver a vernos las caras y compartir experiencias sin una pantalla de por medio.

Dentro de nuestra planificación, queremos también acercarnos a regiones y, al mismo tiempo, vincularnos más de cerca con aquellos sectores relevantes para nuestra industria, como la acuicultura, la minería, el agro y la construcción, sin dejar de lado, por supuesto, lo que ocurre en el mundo de los envases y embalajes y las distintas leyes que los regulan y que se encuentran en la recta final de su implementación, como son la REP y la Ley de Plásticos de Un Solo Uso.

Ha sido un 2022 de muchos cambios en el país, y lo seguirá siendo en lo que queda del año, con el término de la Convención Constituyente y el plebiscito de salida del 4 de septiembre. Es con miras a esa fecha, que desde ASIPLA y bajo el liderazgo de SOFOFA, multigremial de la cual somos parte activa, los mantendremos informados de manera fidedigna y neutral de lo que esté ocurriendo en esta relevante etapa del proceso.

Me despido esperando que los desafíos anteriormente planteados sean compartidos y les hagan sentido, porque la única manera de fortalecer a nuestra industria es seguir trabajando colaborativa y rigurosamente, adaptándonos a los cambios de la misma manera en la que el plástico se amolda a infinitas formas y aplicaciones, así como lo hemos venido haciendo hasta ahora.

Un cordial saludo,

Michel Compagnon