MENSAJE DE FIN DE AÑO DE MAGDALENA BALCELLS

Estamos ad-portas de despedir el 2019, un año que sin duda quedará en nuestra memoria como uno de los más difíciles que hemos vivido en Chile en las últimas décadas y que a muchos nos ha llevado a reflexionar y replanteamos la forma en cómo nos relacionamos con nuestro entorno, tanto a nivel personal, como desde el rol que cumplimos dentro de un colectivo y una comunidad que necesita avanzar unida.

Aunque sabemos que el estallido social tiene múltiples variables y dimensiones como para explicarlo con un ejemplo, vale la pena recordar la mítica frase “esto no prendió” y hacer el ejercicio de extrapolarla a episodios vividos por nuestra industria, donde también pecamos de exceso de confianza y pensamos “a mi sector no le va a pasar”. Algo que, sin duda, nos ha dejado importantes lecciones aprendidas, a un muy alto costo, y, por lo mismo, no queremos repetir.

Es acá donde los quiero invitar a unir fuerzas y asegurar que todos estemos sentados en la misma mesa, que nos escuchamos mutuamente y cada uno, desde nuestro expertise y conocimiento, aportemos al debate sobre el plástico, con el fin de ampliar la representatividad que hemos alcanzado a través de nuestros asociados y que nos ha permitido ir consolidando cada vez más, nuestro posicionamiento como referentes del plástico en Chile y la región, validados por las autoridades y otros actores clave.

Superar los desafíos que enfrenta nuestro país exige unión, colaboración, empatía, y un gran esfuerzo de todos para levantarnos y avanzar. Así, para generar un impacto real en la mitigación de la crisis climática, no basta con que sólo unos pocos tomen medidas; a nivel político, para lograr un verdadero pacto social, tampoco parece ser suficiente que un sólo sector se sume al proceso; y no resulta ser una opción para la sostenibilidad de la industria del plástico actuar de manera aislada, si lo que queremos es generar un verdadero cambio respecto de la percepción y comprensión que existe hoy de este noble material.

Desde esta convicción, en ASIPLA hemos trabajado intensamente durante el último año para consolidarnos como un punto de encuentro que agregue valor a nuestros asociados y a la sociedad y un espacio que fomente el diálogo permanente y de gran solidez técnica con todos los stakeholders, lo que nos ha permitido participar activamente en la construcción y articulación de  políticas públicas de largo plazo, para asegurar el desarrollo sustentable del país, tal como lo establecen nuestra Misión y Visión.

Es así como, fruto de estos esfuerzos, hoy somos reconocidos como referente técnico en temas de plástico, y nos sentimos muy orgullosos de poder representar a la industria en las principales instancias de debate, como por ejemplo, el Comité Operativo Ampliado para el reglamento de Envases y Embalajes de la Ley REP del Ministerio del Medio Ambiente; el Comité Técnico del Pacto Chileno de Los Plásticos, liderado por la Fundación Chile; el Comité Técnico del Acuerdo de Producción Limpia de Ecoetiquetado de Envases y Embalajes, liderado por Sofofa; el Consejo Estratégico de Co-Inventa, proyecto financiado por CORFO y liderado por el Laboratorio de Envases de la Universidad de Santiago; el Grupo de Plásticos y Economía Circular de la Alianza del Pacifico, liderado por la Cámara Nacional de la Industria de Perú; el directorio del Centro de Extensionismo Tecnológico de Asimet; el Consejo de Sofofa; y el comité técnico de la campaña Desafío Plástico, liderada por el grupo Turner, por mencionar algunas instancias de representatividad. Muy relevante para nosotros fue también haber impulsado, en la segunda mitad de este año, la conformación del primer Sistema de Gestión de Residuos No Domiciliarios, que hoy lidera exitosamente Sofofa Hub junto al estudio Carey y al consorcio internacional de operadores de sistemas de gestión Rigk-Valipac.

Quiero agradecer, de manera muy especial y sentida, la confianza y apoyo que nos ha entregado el directorio y la mesa directiva, así como también reconocer el constante apoyo de nuestras empresas socias, las que han trabajado codo a codo con la administración para sacar adelante los distintos proyectos de los que hemos sido parte este año. Aprovecho además de hacer un llamado a quienes hoy no están en ASIPLA, para que se sientan convocados por el trabajo que realizamos cada día, por y con la industria.

El 2020 llega con grandes desafíos e incertidumbre a nivel país. Pero también será un año en que la industria del plástico debe seguir innovando y trabajando con energía, compromiso y la férrea convicción de que somos un actor clave para que, al alero de la Ley REP, avancemos en la instalación de la economía circular en Chile y seamos protagonistas en la noble tarea de asegurar un mejor planeta para las futuras generaciones.

Un afectuoso saludo y los mejores deseos para el año que viene,

Magdalena Balcells G.
Gerenta General ASIPLA