Isla de Pascua firma convenio de transporte y reciclaje de plásticos

La Asociación de Industriales del Plástico de Chile (Asipla), Rapa Nui, y LAN Cargo firmaron un convenio público-privado para transportar y reciclar plásticos al continente.

En Isla de Pascua se generan alrededor de 10 toneladas de residuos al día, de los cuales se recicla sólo un 20%. El gerente General de Asipla, Mariela Formas, explica que «en Rapa Nui se procesan 40 mil botellas de plástico al mes y la isla solo tiene la capacidad de seleccionar y acopiar. Hoy, gracias a esta alianza, estos plásticos pueden transformarse en diversos productos, minimizando la huella de carbono y evitando que valiosos recursos lleguen a vertederos o al mar».

Concretar esta alianza significó más de seis meses de trabajo, en los que se establecieron los protocolos necesarios para el transporte y reciclaje de estos residuos.

Uno de los factores de éxito de este proyecto fue el trabajo con la comunidad desarrollado por la Municipalidad de Isla de Pascua, en materia de educación ambiental, cambio de hábitos en favor del reciclaje, separación en origen, acopio en forma coordinada y con la trazabilidad adecuada.

Para LAN Cargo, este convenio representa el avance de un compromiso que comenzó en el año 2014 con el transporte de cartones al continente, para su posterior reciclaje y reutilización.

«Este es el segundo convenio que se firma con Isla de Pascua. A la fecha, hemos transportado al continente más de 300 toneladas de cartones y otras 15 de plástico. Para fines de este año, proyectamos transportar otras 70 toneladas más, sumando sólo en 2015, alrededor de 170 toneladas de residuos transportados al continente», asegura Luis Castellani, gerente Comercial Carga Doméstica de LAN Cargo.

Las corrientes marinas de carácter circular concentran toda la basura que llega a los océanos en cinco giros y Rapa Nui está en medio del giro del Pacífico Sur. Por esto, la gerente general de Asipla anunció que habrá una segunda fase del convenio. Para Isla de Pascua, el costo de reciclar plástico pasará a ser un ingreso, a través de un negocio sustentable transformando la basura en recursos para sus habitantes.

Fuente: Diario Financiero