Comberplast es finalista en Premios Latinoamérica Verde

ASIPLA felicita a su empresa socia Comberplast por haber quedado dentro de los tres finalistas de la categoría Océanos de los Premios Latinoamérica Verde, con su proyecto “Atando Cabos”.

Para el éxito de esta iniciativa, Comberplast trazó un plan para recuperar casi cuatro mil toneladas de desechos plásticos de la isla de Chiloé, y disminuir, así, la contaminación de mares y playas locales producto de la salmonicultura y miticultura.

La primera etapa del proyecto consistió en la investigación y desarrollo de una tecnología capaz de procesar el residuo de manera eficiente, tanto económica como operativamente. Luego se hizo un levantamiento de información, que arrojó que existían cerca de 4.000 toneladas de cabos marinos en desuso. Se creó un modelo logístico con el objetivo de acopiar y clasificar los residuos, para luego transportarlos a Santiago, donde es triturado, lavado, filtrado y transformado en pellets. Finalmente, con esto se producen productos de alta calidad y performance.

La principal innovación de Comberplast es la transformación en recursos de un determinado residuo plástico que hasta ahora no eran posible reciclar, a través del desarrollo de modelos de negocios de I+D, inversión y conocimiento. Para conseguir esto se desarrollaron alianzas con empresas locales, implementación de maquinarias capaces de procesar los cabos a tasas de 1000 kg/hr., análisis de materiales en Holanda, para determinar porcentajes de contaminación, mezcla de otros polímeros, índices de fluidez, etc., incorporación de lavadoras y deshumidificadoras especializadas, así como también de aditivos y filtros desarrollados especialmente para este proyecto, y contar con una materia prima de primera calidad.

Los Premios Latinoamérica Verde son la instancia de reconocimiento a iniciativas amigables con el medioambiente más importante a nivel regional, que se lleva a cabo desde hace cinco años en Guayaquil, Ecuador.

“Atando Cabos”, de Comberplast, fue uno de los 31 finalistas del continente -de un universo de 2.700 propuestas-, junto a otro proyecto chileno seleccionado para la categoría Manejo de Residuos Sólidos, llamado Recylink, que busca conectar a las constructoras de Santiago con empresas de reciclaje.