Asociación de Industriales del Plástico | ASIPLA analizó restricción a las bolsas plásticas

ASIPLA analizó restricción a las bolsas plásticas

El pasado 18 de abril, ASIPLA invitó a sus socios a un desayuno en el que el Comité de Bolsas de gremio y la consultora de asuntos regulatorios Consensus, analizaron los alcances y oportunidades que se presentan para la industria, a raíz de las restricciones a las bolsas plásticas en algunas ciudades del país.

En ese contexto, Consensus expuso el trabajo de diagnóstico realizado en base a visitas a ciudades estratégicas, entrevistas a actores de primera línea y revisión de medios, regulaciones y antecedentes técnicos sobre el tema, que les permitió determinar que a marzo de 2017, 43 de las 346 comunas del país tenían un plan activo anti bolsas, lo que equivale al 18,1% de la población; 11 tenían un alto riesgo de implementar una campaña de esta naturaleza; y 25 tenían un riesgo incipiente.

En paralelo, respecto del impacto económico de las ordenanzas municipales, se determinó que un 75% del comercio no tiene riesgo visible, mientras que un 25% de éste ha sido afectado por alguna iniciativa, aunque sea incipiente.

Asimismo, se presentó evidencia técnica internacional, a través de resultados de estudios independientes realizados en Inglaterra, Escocia y la Comisión Europea, los que arrojaron que las bolsas de PEAD registran menores tasas de emisión de en CO2 (huella carbono), acidificación de suelo y toxicidad humana, terrestre y marina. Es más, para igualar impacto ambiental de las bolsas plásticas tradicionales, sus alternativas deben reutilizarse 4 veces en el caso de las bolsas de papel y hasta 173 veces en el caso de las bolsas de algodón. Asimismo, las bolsas PEAD proporcionan ganancia ambiental al evitar derrame de alimentos.

En ese sentido, se determinó que la tendencia mundial avanza hacia referentes como la Unión Europea, Alemania, Inglaterra y Colombia, países donde se han considerado los siguientes elementos: prohibir las bolsas de tamaño pequeño o de bajo peso; el cobro asociado a las bolsas; la implementación de campañas de educación masiva; el uso de las bolsas para comunicar mensajes favorables al medioambiente; y el fomento a la reutilización.

Este último tema se vuelve fundamental en el caso de Chile, donde según un estudio encargado por ASIPLA a Adimark el año 2014, las bolsas son consideradas un servicio clave para los consumidores, al ser mencionadas por el 86% de los encuestados como el transporte más usado para llevar sus compras. Más importante aún, un 94% de la muestra señaló que las usa para botar la basura, reflejando la alta tasa de reutilización que se le da en nuestro país.

Nota 2 abril 2017

Ubicación:
Fecha:
Web: